domingo, 13 de noviembre de 2016

El Estado destina 1.000 millones al año para pagar a cerca de 20.000 asesores elegidos a dedo






Conclusión: Las administraciones públicas deberían cubrir esos puestos con persona fijo y cualificado para desempeñarlos y evitar contratos elegidos a dedo. De esta manera cumplirían la reciente ley de transparencia y buen gobierno y así ahorrarían costes en los presupuestos para poder dar más servicios a los ciudadanos.

Links visitados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario